Un Museo del Prado Otro: fotografías de la Colección Alcobendas entre pintores

Un Museo del Prado Otro: fotografías de la Colección Alcobendas entre pintores

13 octubre 2022 - 30 enero 2023 Centro de Arte Alcobendas

Recordemos lo que muy efusivamente decía Benito Pérez Galdós en sus paseos por Madrid: que al pasar por delante del Museo del Prado se quitaba no ya el sombrero, sino “el cráneo”. La maestría de las obras que el Museo del Prado atesora ha sido objeto ininterrumpido de atención a lo largo de generaciones enteras y ha dejado un marchamo duradero en la cultura visual española. Una manifestación inequívoca de respeto y el anuncio de la máxima permeabilidad de las percepciones y de la mente están contenidos en la expresión “quitarse el cráneo”, es decir, dejar expuestos los sesos a la influencia física de, en este caso, pinturas ejemplares, un gesto con el cual los artistas corresponden a lo que admiran.
A qué dudarlo, es justo interpretar la fotografía española contemporánea, tan espléndidamente representada en la Colección Alcobendas, en función de la memoria que en ella pervive del legado visual del Museo Nacional del Prado. No atiende esta exposición a los también importantes trabajos fotográficos que se ocupan directamente de los espacios, de los públicos y de las obras del Prado, sino que toma en consideración modelos pictóricos en cuya autoridad cabe enmarcar un imaginario creativo que coincide con una representación muy significativa de los fotógrafos españoles contemporáneos. En esa interesante relación ocurre lo siguiente: identificamos paradigmas que se proyectan, comprobamos que las poéticas se transforman y asistimos a nuevas formas de mirar.
La exposición se articula a partir de nueve pinturas célebres de las colecciones del Prado. Se trata de obras intencionadamente escogidas de van der Weyden, Durero, Tiziano, Rubens, El Greco, Velázquez, El Bosco, Patinir y Goya, maestros capitales, todos ellos, del Museo. El número coincide con el de las Musas, hijas de la diosa de la memoria, Mnemosine, que igualmente son nueve. La creación fotográfica -no pictórica- encuentra acomodo en esos nueve registros que contemplan el dolor, el desnudo, el amor, la percepción por la vista, la visión de la realidad no visible, la fisonomía de la humanidad, la del delirio, el paisaje de nuestra travesía y el retrato de la colectividad enajenada que nos representa. Coinciden estos temas con asuntos eminentes de los maestros convocados a este encuentro.

VÍDEOS COMISARIO: JAVIER ARNALDO

GALERÍA DE IMÁGENES

DÍPTICO DE LA EXPOSICIÓN